Tipos de puertas de garaje

portones de garaje
Los cerramientos de una vivienda son una cuestión fundamental para garantizar la seguridad en el inmueble. Existen muchos materiales y modelos diferentes, las posibilidades son diversas, pero en cada ocasión habrá que apostar por la solución más adecuada para las necesidades concretas de la casa. En cuanto a los portones de garaje, lo más frecuente en viviendas unifamiliares es que estas puertas no se abran automáticamente, lo que hace que su apertura sea más compleja y, sobre todo, mucho más incómoda. Para automatizar la apertura  y cierre de estos portones sólo habrá que instalar un motor a la puerta, aunque en algunas ocasiones quizá sea preciso cambiar también el tipo de puerta.

En Alullan te presentamos la tipología de puertas de garaje más habituales del mercado, soluciones funcionales para adaptarse a cualquier situación o espacio, que permiten la automatización de sus funciones:

  1. Puertas basculares seccionales: El mayor beneficio de este sistema es que no ocupan apenas espacio, factor que hace de esta una opción muy recomendable para garajes reducidos. Estas puertas se recogen hacia arriba, quedando plegadas al techo mediante railes. Los sistemas de automatización para estas puertas pueden ir en el centro del portón o bien funcionar a través de motores laterales situados en el techo.
  2. Puertas basculares: Ofrecen un sinfín de posibilidades en cuanto a sus acabados o colores, además estos sistemas nos permiten personalizar la puerta en base a las necesidades de los habitantes del inmueble, pudiendo instalar por ejemplo una puerta para peatones. Estos portones suelen fabricarse en una sola pieza y para su apertura basculan sobre un eje horizontal.
  3. Puertas batientes: Se trata de uno de los modelos más comunes en las construcciones unifamiliares. La mayor desventaja de este sistema es que necesitan mucho espacio para la apertura y el cierre de la misma, obviamente estos portones abren hacia dentro por lo que se desperdicia mucha superficie de aparcamiento. Si cuentas con una puerta batiente y no está automatizada puedes instalar un motor para abrir la puerta del garaje sin bajarte de tu coche cuando llegas a casa.
  4. Puertas correderas: Es necesario estar seguro de que esta opción es viable en cada caso. Estas puertas necesitan un hueco, similar a la longitud de la puerta, donde alojarse cuando se abren. La ventaja de este sistema es que no precisan espacio del garaje, por lo que permiten aprovechar mejor los huecos.

Post comment

Nosotros

Alullan, S.L., en la actualidad, abarca todo tipo de obra en cerramientos, con multitud de materiales, amplia gama de modelos y acabados, así como las automatizaciones de todo tipo de cierre.

Enlaces

Meta