automatizar puertas de garaje

El proceso de automatización consiste en la instalación de un motor que permita la apertura y cerramiento del portón del garaje. Por lo tanto, el primer paso será prepararse para la instalación, el mejor modo de hacerlo es leyendo el manual de instalación del fabricante del motor. Es necesario conocer las tareas que han de llevarse a cabo y en caso de no entender alguna de ellas será necesario contactar con el soporte técnico o solicitar ayuda profesional. Es más adecuado recurrir a este tipo de ayuda que deteriorar el motor y no poder realizar la instalación de forma satisfactoria.

En Alullan disponemos de una gran oferta de motores, así como puertas de garaje automatizadas, instaladas y listas para su uso. En cualquier caso, realizar este tipo de instalación de forma autónoma es posible, siempre y cuando se garanticen las condiciones necesarias de seguridad durante el proceso. Otra cuestión previa a ponerse manos a la obra es disponer de todas las herramientas que serán necesarias, de este modo ahorraremos mucho tiempo y podremos realizar la instalación sin demora.

El primer paso será montar el rail, también conocido como caña de motor, de forma generalizada esta parte de la instalación vendrá despiezada para facilitar su transporte. Deberemos seguir las indicaciones para conseguir montarlo de forma adecuada, comprobando que realiza el movimiento preciso y que su funcionamiento es correcto. El rail instalado deberá ir fijado al portón del garaje mediante unas placas de fijación que se sitúan entre la parte superior de la puerta y la pared resultante por encima de la misma. Tras este paso se procederá a la colocación del soporte del carril.

Llegados a este punto, será el momento de instalar el motor en el techo y conectarlo  a la red eléctrica para que funcione. En primer lugar, será necesario ensamblar el motor al rail o caña, del mismo modo que ensamblar la parte delantera de este elemento al propio motor. Lo que supone un enlace recíproco, posteriormente habrá que levantar el motor para fijarlo al techo, verificando siempre que el mismo está nivelado. Finalmente, será necesario conectar el motor a la red eléctrica que supondrá la fuente de alimentación del mismo. Generalmente, estos motores suelen incluir enchufes domésticos, facilitando esta labor en gran medida. Para rematar el trabajo será preciso fijar el brazo resultante de la caña de anclaje de la puerta.

Post comment

Nosotros

Alullan, S.L., en la actualidad, abarca todo tipo de obra en cerramientos, con multitud de materiales, amplia gama de modelos y acabados, así como las automatizaciones de todo tipo de cierre.

Enlaces

Meta